El postdebate del Edomex

El primer debate oficial de los candidatos a la gubernatura del Estado de México estuvo dominado por señalamientos y acusaciones.  De los siete candidatos que se lograron registrar en la campaña, sólo seis asistieron al debate, pues el registro del candidato independiente, Isidro Pastor fue suspendido por el Tribunal Electoral del Estado de México. Los participantes del debate fueron: el priista Alfredo del Mazo, la morenista Delfina Gómez, la panista Josefina Vázquez Mota, el perredista Juan Zepeda Hernández, el petista Óscar González, la independiente Teresa Castell, y fue moderado por el periodista Javier Solórzano.

La panista Josefina Vázquez Mota fue la participante más agresiva del debate, pues desde que éste inició, recriminó al candidato del PRI que los males que tiene el estado son provocados por los miembros de su partido que han gobernado la entidad por más de 80 años. También acusó a Delfina Gómez de Morena de robar el 10% del salario de los empleados del ayuntamiento de Texcoco cuando lo gobernó para entregar el dinero a Morena. Por su parte, la candidata de Morena no atendió el embate de Josefina, sino que únicamente argumentó que la atacaba por ser su competidora directa y que no soportaba el buen desempeño que ha tenido en encuestas recientes.

Juan Zepeda, del PRD, apareció en un segundo plano y se asumió como el candidato que restituirá la seguridad en la entidad; del Mazo dijo ser el más capacitado para gobernar la entidad y el petista, Oscar González destacó ser el candidato más honesto, y que de ganar la elección, encarcelaría al presidente Enrique Peña Nieto y a Eruviel Ávila por enriquecimiento ilícito en sus gestiones como gobernadores.

No hubo sobresaltos ni grandes sorpresas, ni tampoco propuestas novedosas; el debate estuvo dominado por acusaciones entre los contendientes. Josefina y Del Mazo fueron quienes salieron mejor parados, Del Mazo se vio fuerte, y Vázquez Mota activa y dinámica. La candidata independiente Teresa Castell y el petista Óscar González fueron únicamente figuras simbólicas de este ejercicio democrático.

 El predebate

Estamos a menos de 40 días para conocer quién será el nuevo gobernador del Estado de México, pero hasta el momento la contienda no muestra un claro favorito y las encuestas vislumbran que el candidato electo no ganará por amplios márgenes. De acuerdo con la más reciente encuesta del periódico Reforma, publicada el mismo día del debate -25 de abril-,hay indicios de que la disputa se definirá entre Del Mazo y Gómez.

Según los datos ofrecidos por Reforma, el candidato priista, la morenista y la panista, aventajan la carrera rumbo a la gubernatura del Edomex; el perredista Zepeda aparece rezagado y se estima que tiene poca posibilidad de hacerle frente a sus tres principales oponentes. Según la encuesta mencionada, Delfina Gómez creció un punto respecto a marzo para alcanzar 29%, y el expresidente municipal de Huixquilucan bajó un punto, llegando a 28% y posicionarse así como el segundo lugar de la contienda, por un margen estrecho.

Por su parte, Josefina Vázquez Mota está ubicada en la tercera posición con 22% luego de perder aprobación en abril en favor de la candidata de Morena, mientras que el perredista Zepeda Hernández continúa en la cuarta posición con 14%, aunque fue el postulante que más creció en el último mes en gran medida por su buena participación el 5 de abril en el debate en el programa Despierta que conduce Carlos Loret de Mola.

 

Elaboración propia con información de Reforma

 

Dicha encuesta afirma que el 78% de los mexiquenses buscan un cambio de partido político en la entidad, mientras que el 42% no votaría por el candidato del PRI, Alfredo del Mazo. Además, la encuesta muestra que Delfina Gómez es vista como la contendiente más confiable y cercana al electorado, mientras que Del Mazo es visto como la opción con más experiencia para gobernar, aunque es considerado como el candidato que ofrece menor le da confianza al electorado.

 La antesala de la presidencial

La entidad que ininterrumpidamente ha sido gobernada por el PRI podría experimentar su primera alternancia en 2017. En este primer encuentro y debate oficial, los aspirantes a la gubernatura mexiquense expusieron sus propuestas en el ámbito de la impartición de justicia, seguridad, combate a la corrupción y desarrollo social, aunque las descalificaciones entre los presentes no se ausentaron del debate.

La importancia de la elección en el Estado de México a llevarse a cabo el próximo 4 de junio reside en que dicha entidad es la más poblada de México, por lo que tiene el padrón electoral más numeroso y para muchos especialistas, simboliza la antesala de las elecciones presidenciales a llevarse a cabo el próximo año.

Se estima que los comicios en territorio mexiquense ayudarán a resolver distintas incógnitas, como si Andrés Manuel López Obrador tendrá la fuerza política suficiente para llegar a Los Pinos, si Acción Nacional optará por ir solo o tendrá que buscar alguna alianza rumbo a las presidenciales, o si realmente el PRI puede retener la Presidencia.