Elecciones en el Estado de México 2017: gobernabilidad y democracia

El próximo 4 de junio de 2017 se llevarán a cabo las elecciones para Gobernador en el Estado de México. Éstas tienen especial relevancia por muchos motivos, entre los que destacan su cercanía con las elecciones presidenciales de 2018 y por concentrar a la élite priista de mayor importancia a nivel nacional.

Aunque las encuestas posicionen al PRI con el primer lugar de las preferencias electorales, se prevé que los comicios estatales de 2017 sean los más reñidos en la historia del Estado de México. La alta competencia electoral se debe a la existencia de un mayor número de partidos políticos en la entidad y a un electorado más crítico de los fracasos y aciertos de la actual administración estatal.

Los partidos políticos que competirán en las próximas elecciones son: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en coalición con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido Encuentro Social (PES).  Por separado compiten el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

Los candidatos

En días recientes, las dirigencias nacionales del PAN y el PRD anunciaron que no irían en coalición en la próxima contienda electoral en el Estado de México. Al momento, únicamente se han mencionado el nombre de dos posibles candidatos: Josefina Vázquez Mota por el PAN y Alejandro Encinas por el PRD. Aunque éste último ha declarado que no tiene aspiraciones por contener a la candidatura, medios de comunicación afirman que existen negociaciones para que Encinas sea el candidato. Por parte del PRI el candidato es Alfredo del Mazo Maza y por MORENA Delfina Gómez.

Vázquez Mota, quien fuera candidata presidencial en las elecciones de 2012 por el PAN, es señalada como la militante mejor ubicada para contender por la candidatura. Ella tiene experiencia como secretaria de Educación Pública y, posteriormente, de Desarrollo Social, así como diputada federal durante la gestión del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Vázquez Mota actualmente preside la fundación “Juntos Podemos,” seriamente cuestionada por el oneroso financiamiento recibido por parte del Gobierno Federal en los últimos tres años, mismo que asciende a más de 1,000 millones de pesos.

Encinas, quien fuera candidato a gobernador en el Estado de México durante dos ocasiones (1993 y 2011), se posiciona como el posible candidato a gobernador en 2017. Actualmente, el perredista funge como Senador, y previamente se desempeñó como Diputado Federal y Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Aunque el PRD anunció que iniciaría un proceso abierto para la elección de su candidato, Encinas no ha sido descartado por la dirigencia.

Del Mazo Maza, ex presidente municipal de Huixquilucan de 2009 a 2012 y actual abanderado del PRI, cuenta con experiencia como Director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos de 2012 a 2015 y Diputado Federal de 2015 a 2017. Del Mazo, primo del actual presidente Enrique Peña Nieto, proviene de una familia con amplia experiencia política, pues es hijo de Alfredo del Mazo González y nieto de Alfredo del Mazo Vélez, ex gobernadores del Estado de México de 1981 a 1986 y de 1945 a 1961 respectivamente.

Los municipios mexiquenses: el otro reto

De los 125 municipios existentes en el Estado de México, 84 (67%) son gobernados por el PRI, 19 (15%) por el PAN, 16 (13%) por el PRD, 3 (2%) por el PT, 1 (1%) por MORENA, 1 (1%) por el PES y 1 (1%) por Nueva Alianza como se muestra en la Gráfica 1. Esto significa que el PRI no sólo tiene el control del gobierno estatal, sino que gobierna de manera cercana para 67% de los mexiquenses.

Saber cuántos municipios son gobernados por cada partido político es importante porque establece los contrapesos y mecanismos cooperación posibles de la próxima administración. De resultar ganador el candidato del PRI, se prevé una estrecha cooperación con los municipios, primordialmente con aquellos con presidentes municipales del mismo partido. En cambio, el triunfo de la oposición en las próximas elecciones estatales traería consigo, por primera vez, la alternancia a la entidad, y con ello, una nueva relación con los gobiernos municipales.

El próximo gobernador deberá coordinar con los ayuntamientos temas como seguridad, infraestructura y presupuesto, mismos que son prioridad en la agenda de los gobiernos locales mexiquenses. Por ello, la relación con los municipios es fundamental para mejorar las condiciones de desarrollo de la entidad.

Gráfica 1. Municipios en el Estado de México por partido político

El próximo gobernador del Estado de México deberá de tomar en cuenta que la entidad enfrenta retos importantes en materia de seguridad, desarrollo social, corrupción y movilidad. Además, su papel como uno de los integrantes de la Megalópolis que se conforma por la Ciudad de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala, será el de integrar políticas de coordinación ante fenómenos como el incremento de la incidencia delictiva, contaminación, movilidad y creación de infraestructura.

Las elecciones en el Estado de México no sólo son relevantes por ser una entidad federativa de gran importancia en materia económica y social, sino porque fungirán como un simulacro para los partidos políticos de cara a 2018. A pesar del desgaste institucional que el PRI ha sufrido en los últimos meses, se posiciona como el posible ganador de la contienda electoral en el Estado. No obstante, ello no confirma que corra con la misma suerte para 2018.