Corrupción: la enfermedad de América Latina

Un nuevo estudio realizado por la ONG Transparencia Internacional (TI), reveló que México es el país en el que más personas aseguran haber pagado sobornos en servicios públicos básicos en los últimos 12 meses. Del mismo modo, el informe “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe” destacó -después de entrevistar a más de 22 mil personas en 20 países de la región- que uno de cada tres latinoamericanos pagó sobornos en el período de tiempo mencionado. Además, subrayó que la percepción generalizada es que estas prácticas van en aumento, que los gobiernos no las combaten con determinación y que casi un tercio de las personas que las denuncian sufren represalias.

Sería importante subrayar que, existen diferencias importantes entre esta encuesta de TI y el Índice de Percepción de la Corrupción -el cual es publicado por la misma organización de manera anual-. Una de las principales es que en el presente estudio se preguntó por la “experiencia personal” de personas corrientes, mientras que en el segundo se cuestiona a expertos en el tema.

Transparencia Internacional es una organización internacional, no gubernamental, no partidista y sin fines de lucro, dedicada a combatir la corrupción a nivel nacional e internacional. Desde su fundación en 1993, ha sido reconocida ampliamente por colocar la lucha anticorrupción en la agenda global. TI tiene como objetivo principal infundir al sistema global de valores la transparencia y la rendición de cuentas como normas públicamente reconocidas.

Una fotografía de la región

“La fotografía de la región no es positiva. Porque un gran número de ciudadanos piensa que la situación no cambia o ha empeorado y porque muchas personas dicen que el gobierno no está haciendo un buen papel”, destacó Alejandro Salas, el responsable de Transparencia Internacional para las Américas.

Gráfico 1. ¿Cómo ha cambiado el nivel de corrupción en los últimos 12 meses?

Fuente: Elaboración propia con datos de Transparencia Internacional.

El gráfico revela que, más de 6 de cada 10 latinoamericanos consideró que el nivel de corrupción aumentó. Por el contrario, tan solo uno de cada 10 pensó que el nivel disminuyó; mientras que el 25 por ciento de los encuestados encontró que no hubo ningún cambio. De hecho, en 17 de los 20 países analizados, la mayoría de los encuestados consideró que la corrupción había aumentado. Específicamente en países como Venezuela -el 87% de los encuestados pensó que la corrupción había aumentado-, Chile (80%), Perú (79%) y Brasil (78%).

Del mismo modo, el estudio arrojó que alrededor de un tercio de los ciudadanos encuestados que tuvieron contacto con servicios públicos en el último año, pagaron un soborno.

Mapa 1. Porcentaje de personas que han pagado soborno al acceder a servicios básicos

Fuente: Elaboración propia con datos de Transparencia Internacional.

Aunque las tasas de sobornos varían considerablemente dependiendo del país, es evidente que, los ciudadanos de México (51 por ciento) y de la República Dominicana (46 por ciento) son los que tienen más probabilidad de pagar un soborno para obtener un servicio público básico -al menos en los últimos 12 meses-. Por el contrario, Trinidad y Tobago fue el país que obtuvo la menor tasa de sobornos de todos los países analizados.

El caso mexicano

Como se mencionó anteriormente, México resultó ser el país con el mayor porcentaje de personas que han pagado un soborno o tuvo que hacer algún regalo para acceder a un servicio público básico.

Gráfico 2. Porcentaje de usuarios mexicanos que pagaron un soborno en los últimos 12 meses (por servicio)

Fuente: Elaboración propia con datos de Transparencia Internacional. Los porcentajes son un promedio de rangos (5%=1-10%; 25%=21-30% y 35%=31-40%).

El gráfico muestra que, en promedio, el 35 por ciento de los mexicanos pagaron sobornos para acceder a servicios escolares y hospitalarios, así como para obtener un documento de identidad o un servicio público.

Aun cuando la corrupción es un problema que continuamente ha azotado nuestro país, es verdad que el estudio realizado por TI revela que México no es el único país afectado por este fenómeno, principalmente en la región de América Latina. De hecho, el 29 por ciento de las personas que tuvieron contacto con un servicio público, en el último año, pagaron un soborno, lo cual equivale a más de 90 millones de personas a lo largo de los países analizados.

Debido a esto, el problema de la corrupción debe convertirse en una prioridad de los gobiernos latinoamericanos, ya que contrario a lo que se creé, la corrupción es un fenómeno que afecta a todos. De acuerdo con Transparencia Internacional, las proporciones de sobornos pagados por ricos y pobres en el último año fueron muy similares (el 30 y 25 por ciento respectivamente). Algo similar sucede con hombres y mujeres, en donde se demuestra que ambos géneros están en riesgo de pagar sobornos. Sin embargo, las políticas deben concentrarse en la población más joven, ya que el informe revela que las personas menores de 35 años tienen una mayor probabilidad de pagar sobornos para acceder a los servicios públicos básicos (el 31 por ciento).

Algo que es cierto es que, para lograr disminuir y, eventualmente, terminar con el problema de la corrupción, es necesario un compromiso entre la sociedad civil y las autoridades. Así como un sistema judicial limpio y transparente, el cual será vital para sostener este compromiso. En donde la sociedad pueda ser testigo de los servidores públicos corruptos siendo castigados de manera correcta por los crímenes cometidos.