La negativa de López Obrador

Andrés Manuel López Obrador, inició ayer su campaña rumbo a las elecciones presidenciales de 2018 y planteó al Congreso Nacional del partido no aceptar ninguna alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Para esto, argumentó que el PRD no pertenece a la izquierda y por lo mismo sólo abrió la posibilidad de acuerdos electorales con el PT y con los “ciudadanos”.

De este modo, el tabasqueño se lanzó en contra del PRD, acusándolo de ser “palero” y de estar coludido con la “mafia del poder”. Se refirió a esta institución como un partido formado por dirigentes corruptos que no lucha sinceramente por la transformación de México. Además, aclaró que su partido no puede caer en una “promiscuidad política”, al hacer alianzas que vayan en contra de sus principios con el objetivo de obtener cargos públicos.

Ante estas declaraciones, la dirigencia del PRD lamentó que el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, haya declinado una posible alianza en 2018. Además, Juan Zepeda, el abanderado perredista en el Estado de México, aseguró que la decisión del tabasqueño le constará una vez más la presidencia. A pesar de esto, el PRD resaltó que de cualquier manera se buscará un frente amplio de oposición, el cual permita sacar al PRI de la presidencia. Al mismo tiempo recordó que gracias al PRD, López Obrador fue dos veces candidato a la Presidencia de la República.

Posibles escenarios para el 2018

Derivado de la negativa del presidente nacional de Morena de una posible alianza con el PRD en las elecciones presidenciales del 2018, el ex presidente de México, Vicente Fox Quesada, aseguró que la posibilidad de una alianza entre el PAN y el PRD podría ser “la fórmula ganadora”. Además, resaltó que México ya no puede ser gobernado por un solo partido. El ex presidente subrayó que es necesario que el PAN redefina su camino y sus objetivos, debido a los fracasos a los que se ha enfrentado en las últimas elecciones.

Adicional a esto, el político panista Rafael Moreno Valle, aseguró que se unirá al frente amplio propuesto por su partido y por el PRD. Moreno Valle planteó que este tipo de alianzas deben ser el futuro, particularmente debido a que no se ha aprobado la segunda vuelta electoral, por lo que garantiza no solo el triunfo, sino la gobernabilidad y la posibilidad de impulsar la agenda y el cumplimiento de los compromisos con la sociedad con base en un proyecto compartido.

Es verdad que, una posible alianza entre el PAN y el PRD podría representar un frente fuerte en la contienda electoral del 2018 contra los gigantes de Morena y el PRI. Por un lado, la declinación de López Obrador a una posible alianza con el PRD y la izquierda, de cierto modo podría resultar en una alianza natural entre el PAN y el PRD. Por otro lado, el triunfo del PRI en las elecciones para gobernador en el Estado de México fortaleció y le devolvió su lugar en la carrera electoral al partido tricolor. Finalmente, al rechazar una posible alianza con las izquierdas, López Obrador y Morena perdieron la oportunidad de enfrentarse contra un solo contrincante – el PRI – en las elecciones presidenciales del 2018.

A un año de las elecciones presidenciales en México, es difícil adivinar cuáles podrían ser los resultados definitivos de la contienda electoral. Pero algo que es cierto es que, los distintos frentes políticos están empezando a revelar sus estrategias y sus posibles candidatos presidenciables. Por lo mismo, será interesante presenciar cómo se desarrollará esta contienda y cuáles serán las alianzas y las estrategias de los distintos partidos políticos y candidatos para llegar a la silla presidencial.