Operativos para blindar elecciones del 4 de junio.

A escasos días de llevarse a cabo las elecciones en cuatro estados de la República, autoridades de la Policía Federal, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), así como elementos de la Marina y el Ejercito, prepararon un operativo para evitar sucesos que pongan en peligro los comicios.

En este operativo conjunto participarán elementos del Ejército, de la Marina y tanto de la policía estatal, como de la municipal. Este operativo tendrá el objetivo de evitar delitos como el robo de urnas, quema de boletas electorales, compra de votos, conatos de bronca por la presencia de grupos de choque, al igual que intimidación por parte del crimen organizado para obligar a los ciudadanos a votar por un candidato en particular. Actualmente la FEPADE tiene registro de 658 denuncias electorales en los cuatro estados, siendo Veracruz el que acumula el mayor número con 330, seguido del Estado de México con 246 y por último, Coahuila y Nayarit con 50 y 32 respectivamente. Así mismo y con el fin de blindar las elecciones, las autoridades federales mantendrán los operativos en lugares estratégicos de los cuatro estados.

Por un lado, en el Estado de México, donde se llevarán a cabo elecciones a gobernador se aplicarán operativos en los 125 municipios teniendo como prioridad 11 de ellos: Toluca, Ecatepec, Atlacomulco, Nezahualcóyotl, Texcoco, Tlalnepantla, Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán, Ixtapaluca y Chimalhuacán; por ser identificados como zonas de riesgo.

Fuente: elaboración propia con información de sitios públicos.

Por otro lado, en Nayarit, la capital Tepic será la ciudad donde se lleve a cabo un operativo para blindar las elecciones a gobernador, diputaciones locales y la renovación de 20 ayuntamientos, después de ser determinada como la principal zona de riesgo del estado. Además de algunos municipios en la zona oriente del estado, donde el crimen organizado tiene presencia.

Fuente: elaboración propia con información de sitios públicos.

Al mismo tiempo, en Coahuila en donde se llevarán a cabo elecciones a gobernador, así como 38 nuevos presidentes municipales y 30 diputaciones locales en la entidad; Torreón fue identificado como un municipio donde pueden existir riesgos a los comicios, por lo tanto, se aplicará un operativo permanente antes y después de realizarse las elecciones con el fin de evitar el robo de urnas, conatos de bronca, entre otros delitos.

Fuente: elaboración propia con información de sitios públicos.

Finalmente, en Veracruz, se realizarán las elecciones de representantes en 212 municipios. Lo que convierte a Veracruz en uno de los estados más vulnerables para cometer delitos electorales. Por lo cual el gobierno federal decidió poner en marcha el operativo teniendo como prioridad los siguientes municipios: Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Cosamaloapan, Las Choapas, Xalapa y Tierra Blanca.

Fuente: elaboración propia con información de sitios públicos.

El área de inteligencia de las autoridades permitió identificar grupos afines a ciertos partidos políticos dedicados a la compra de votos por medio del otorgamiento de despensas, dinero, entre otras cosas, por lo que la FEPADE realizará cateos a las “casas amigas” – lugar donde acuden los ciudadanos después de emitir su voto para cobrar el “favor” -, otorgando de 6 meses a 6 años de prisión de ser hallados culpables y dependiendo de quien cometa el delito.

La implementación de operativos tiene como objetivo que las elecciones lleguen a su fin de manera pacífica además, que el ganador sea elegido por una mayoría de votos libre y secreto es decir que no existan delitos como la compra de votos, la coerción de candidatos para votar por ellos entre otros. Lo cual es sumamente complicado de combatir ya que son acciones que se encubren y además son recurrentes por parte de los partidos políticos para obtener el triunfo; por lo que la FEPADE debe de actuar de forma eficiente para acabar con estas malas prácticas electorales y poder demostrar que nadie está por encima de la ley.