Ganancias millonarias de los huachicoleros

El pasado 3 de agosto, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno Zamora, dio a conocer la cifra que anualmente pierde PEMEX por el robo de combustibles, la cual asciende a 20 mil millones de pesos. Esto en el marco del foro “Reformar el Sistema de Justicia Penal en México para mejorar” -realizado en el Senado de la República-.

Además, Álvaro Vizcaíno destacó que dicha cifra equivale a casi tres veces el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) el cual es de 7 mil millones de pesos. Por lo que el secretario exhortó a los senadores a tipificar este delito con prisión preventiva de oficio.

Gráfica 1. Cifra robada por los huachicoleros comparada con el FASP

Fuente: elaboración propia con datos de fuentes abiertas

Es evidente que el tema de los huachicoleros afecta a la mayoría de los estados. Exceptuando a ocho entidades -las cuales, hasta la fecha, no reportan tomas clandestinas- todas la demás tienen por lo menos una, -según información de PEMEX-, siendo nueve entidades las que acumulan el 81% de éstas.

Mapa 1. Estados de la República donde están presentes los huachicoleros

Fuente: elaboración propia con datos de fuentes abiertas

Sería importante recalcar que, los estados más afectados por el robo de combustibles son Tamaulipas, Puebla, Guanajuato, Veracruz, Estado de México, Jalisco, Sinaloa, Tabasco e Hidalgo. Siendo un acto realizado tanto por los huachicoleros como por cárteles de droga como son el del Golfo, Pacífico, los Zetas y Jalisco Nueva Generación quienes han encontrado en este negocio una fuente de financiación muy alta para sus estrategias adicionales al trasiego de droga como son el venderles gasolina a empresarios de Estados Unidos, mexicanos o de Sudamérica, así como a comunidades dentro de México a un precio menor del real.

Al mismo tiempo, Álvaro Vizcaíno mencionó que los huachicoleros están migrando a la realización de otro tipo de delitos como robo de auto, a transeúntes, así como a casa habitación ya que cada vez es más difícil evadir a las autoridades. Prueba de ello es el informe que realizó el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, donde resaltó que la gasolina vendida por los huachicoleros pasó de 8 a 11 pesos en los últimos meses, esto con información del Excélsior.

Gráfica 2. Cifra de tomas clandestinas por estado

Fuente: elaboración propia con datos de fuentes abiertas

Cabe mencionar que actualmente, PEMEX gasta cerca de 3.8 millones de pesos al día en costos de seguridad. Estos costos radican en arreglar perforaciones hechas por los huachicoleros, el pago de sueldos al personal que repara las tomas, agentes de investigación y detección de tomas clandestinas y vigilancia entre otros, que al final del día se suman al precio final de este producto que termina pagando el consumidor. Sin embargo, trasladar este costo en materia de prevención del delito y seguridad de los ductos es una manera de legalizar lo robado, ya que actualmente existe una fórmula en la cual el consumidor paga lo robado y de esta manera PEMEX no tenga pérdidas en este aspecto.

En conclusión, el tema de los huachicoleros fue un asunto que no se atendió en su debido momento. Cuando todavía no representaba una seria amenaza como lo es ahora, ejemplo de esto es que en 2011 se tenían detectadas solo 239 tomas clandestinas contra las más de 21 mil que existen hoy en día. La falta de una estrategia efectiva que detuviera el robo de hidrocarburos hizo que se tornara en un negocio lucrativo para los criminales y cárteles, intensificándose en el momento en el que se dio el llamado gasolinazo.