Tiroteo en Las Vegas: 59 muertos y 527 heridos

La noche del primero de octubre de 2017 se suscitó la masacre con el mayor número de víctimas en la historia de Estados Unidos. Tomó lugar en Las Vegas, Nevada durante el Route 91 Harvest Festival, un evento de música country. Según el cuerpo policial, la presencia del tirador se localizó en la zona The Strip, donde se encuentra el hotel Mandalay Bay Casino. En ese hotel con cerca de 4,000 habitaciones, el tirador aprovechó lo difícil que sería ubicarlo para realizar su ataque. El reporte de la policía ha sido de un total de 59 personas asesinadas, además de 527 heridos.

Perpetrador

Stephen Paddock era un ciudadano estadounidense de 64 años. Vivía jubilado en Mesquite, en plena zona desértica a 130 kilómetros de Las Vegas. Vivía en una propiedad de lujo, de dos habitaciones, valuada en 400 mil dólares. Contador, de carrera, realizó inversiones en bienes raíces, y así es como hizo su fortuna. El atacante tenía una gran cantidad de armas en su casa, todas compradas de manera legal, aunque que las utilizadas para el crimen no eran permitidas para civiles.

Paddock, vivía en su propiedad en Mesquite con su pareja Mariblou Danley, su esposa; la mujer de origen asiático tiene 62 años y fue buscada con ahínco por las autoridades. No obstante, fue descartada su participación en el tiroteo del domingo.

La versión inicial era que el hombre había sido abatido por las unidades policiacas locales, aunque según los informes más recientes, este se suicidó. En la habitación del hotel donde se alojaba el criminal desde el 28 de septiembre, se encontró una gran cantidad de armas automáticas

El Estado Islámico

De manera inmediata, el grupo Estado Islámico se adjudicó la autoría de la masacre. Según Amaq -la agencia de prensa del grupo terrorista- Stephen Paddock era uno de “sus soldados” convertido al islam hace unos meses. Supuestamente, este ataque se dio como respuesta a las acciones que Estados Unidos ha llevado a cabo en Siria e Irak en contra del ala radical del islam.

Las autoridades norteamericanas no le han dado credibilidad a este comunicado, pues aseguran que no se trata necesariamente de una fuente confiable. Por esa razón, se sigue buscando la posible razón que pudo haber tenido el autor del tiroteo para cometer tal acción. Además, según los registros públicos que se tienen del criminal refieren a su vida como tranquila, y con viajes dentro del país únicamente.

Redes sociales

Tanto gobernantes locales, como internacionales, así como gente del mundo del espectáculo han condenado el suceso y mandado sus condolencias a las víctimas. Dentro de los mensajes destacados están el tweet del gobernador del estado de Nevada, Brian Sandoval. Horas más tarde, el gobernador dio un mensaje agradeciendo a policías, paramédicos y otros profesionales que han apoyado a las víctimas del acto de violencia. Describió la situación como una “zona de guerra”, y dijo que continuarían trabajando en las investigaciones.

Control de armas

La mayor masacre en la historia de Estados Unidos trae de nuevo a la mesa la pregunta sobre el control de armas; el partido Demócrata habló sobre la urgente necesidad de controlar mejor la manera en que las armas llegan a la población civil del país, para darles mayor seguridad. También, hubo comentarios que hablaban de que no hay necesidad de una regulación de armas. La razón: regular el acceso a armas a ciudadanos responsables no limita el acceso de criminales a armas de fuego ya que los criminales no siguen la ley en primer lugar.

No obstante, es importante mencionar que, de lo que se ha visto, ningun arma o accesorio utilizados por el responsable de lo acontecido en Las Vegas fue obtenida de manera ilegal. Tanto los rifles AR-15 utilizados como el “bump-fire stock” que permite emular una acción automática fueron adquiridos por medio de proveedores legítimos y trás ser sujeto a un chequeo por el FBI. Las propuestas presentadas para regular la futura compra de armas de fuego pretenden evitar que criminales en potencia tengan acceso a estas, pero no es razonable creer que para un individuo motivado y con los recursos economicos que tenía Paddock fuese dificil comprar armas por medio del mercado negro.