Cárteles en México, prospectivas para 2017

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

El año 2016, de acuerdo con información publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y procesada por B Analytics, fue testigo de un repunte de la violencia, que, sin alcanzar los niveles de 2011, cuando se contabilizó un total de 22,852 homicidios dolosos, superó aquellas de 2015. Siendo así que de enero a octubre de 2016 se contabilizaron 17,063 homicidios dolosos, por encima de los 17,034 de 2015.

El Informe de Incidencia de Homicidios Dolosos (octubre 2016), elaborado por B Analytics sostiene que, 64% del total de dicho delito se cometió con arma de fuego, incluso su incidencia, en el periodo de enero a octubre de 2016, aumentó 30.52%, tal como lo muestra la Gráfica 1.

Gráfica 1. Homicidios dolosos 2006-2016

Fuente: elaboración propia con datos de la SESNSP * Enero a octubre de 2016

Las conclusiones del Informe sostienen que el aumento de la violencia, en el último año, está directamente vinculado con las disputas por los mercados y rutas de trasiego de drogas ilegales por los cárteles mexicanos. Y las reconfiguraciones de poder derivadas de los eventos como la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, el crecimiento de organizaciones como el Cártel Jalisco Nueva Generación, o el surgimiento de nuevas agrupaciones con miembros remanentes de cárteles en franco declive.

B Analytics identifica nueve organizaciones narcotraficantes que, de acuerdo con las tendencias actuales, tendrán un papel relevante en la configuración de la actividad delictiva, y la violencia que la acompaña, de México en los próximos seis meses.

Este ejercicio tiene por fin definir el estatus en el que se encuentran las mismas (expansión, fractura, declive, etc.), señalar su localización y posibles movimientos, así como hacer un análisis prospectivo de su evolución que ayude a identificar las posibles dinámicas y espacios son mayor riesgo de violencia asociada al narcotráfico durante el primer semestre de 2017.

1. Cártel de Sinaloa

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

 

 

 

 

 

 

 

 

Estatus

Son varias las versiones que acusan que el Cártel de Sinaloa se enfrenta, al interior, en una lucha por el control de la sección liderada por “El Chapo”, actualmente en prisión, entre su hermano Aureliano “El Guano” Guzmán Loera, y sus hijos, Iván Archivaldo “El Chapito” y Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

El exterior, se estima que existe una percepción de debilidad, del Cártel de Sinaloa, situación que busca ser aprovechada por otros grupos delictivos, particularmente aquellos en expansión como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que estaría contendiendo el corredor del Pacífico (que conectaría a la zona productora de Tierra Caliente con puntos estratégicos de trasiego como Tijuana); y el Cártel de Juárez, que buscaría retomar el control del estado de Chihuahua y los puntos de acceso al mercado estadounidense por la frontera de Ciudad Juárez.

Aún sin “El Chapo,” el Cártel de Sinaloa mantiene a dos de sus líderes tradicionales, “El Mayo” y “El Azul”, quienes son responsables de conservar las operaciones de la agrupación, que funciona como una federación de grupos criminales que fungen como subsidiarias o proveedoras de servicios a la organización.

Prospectiva

El devenir del Cártel de Sinaloa, en el primer semestre de 2017, está determinado por la recomposición de sus estructuras internas, particularmente aquella presuntamente en disputa, que previamente lideraba “El Chapo.”

De conseguir que la transición sea ordenada, la organización podrá hacer frente a los posibles embates del CJNG y mantener la lucha por el control de Chihuahua, con el Cártel de Juárez. No obstante, se espera que, durante este proceso, la presunta debilidad del cártel concentre los mayores episodios de violencia en la zona costera de Nayarit, así como los puertos de Mazatlán y Navolato en Sinaloa, y Manzanillo en Colima (puntos de entrada de precursores químicos provenientes de Asia y cocaína de Colombia) que responderán a los intentos de expansión del CJNG.

No se descarta, que el CJNG escenifique episodios violentos en otros accesos al mercado estadounidense como Tijuana o Mexicali en Baja California, o Nogales y Agua Prieta en Sonora, territorio considerado en control por los de Sinaloa.

Ciudad Juárez, Chihuahua, podrá también ser el escenario de violentas disputas entre el cártel que lleva su nombre y aquél de Sinaloa, que buscará afianzar su posición en los puntos de entrada al mercado estadounidense.

De no llevarse a cabo una sucesión ordenada sobre el control de la sección de “El Chapo,” existe el riesgo de que el cártel sufra una fragmentación que posiblemente enfrentaría de manera violenta a los antiguos aliados (la sección de los Guzmán con aquella de “El Mayo”, por ejemplo), y daría la oportunidad al CJNG de incrementar su control y alcance.

Asimismo, las pugnas internas podrían ser las detonantes de episodios de mucha violencia en puntos no específicos, ello se agudizaría, si es que el Gobierno Federal logra atestar un nuevo golpe a la organización, con la detención de alguno de sus grandes líderes.

 

2. Los Arellano Félix o Cártel de Tijuana

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

Con la detención de la mayor parte de los hermanos Arellano Félix, el Cártel de Tijuana ha perdido el poderío y alcance que tuvo durante los años 80 y 90, cuando incluso era considerada la agrupación delictiva más violenta del país.

Su presencia se mantiene reducida a la zona de Tijuana en Baja California, así como las ciudades de La Paz y Los Cabos en Baja California Sur. Puntos estratégicos en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos, que le han valido convertirse en aliados de CJNG, organización delictiva en plena expansión.

Sus principales ingresos responden al cobro de derecho de piso a otras organizaciones, así como el narcomenudeo en Estados Unidos.

Prospectiva

Las fracciones derivadas de las acciones gubernamentales, que han propiciado su considerable reducción, aseguran que el Cártel de Tijuana no recuperará su alcance e importancia en el trasiego de drogas ilegales en el corto plazo. No obstante, su alianza con el CJNG, que busca su expansión, puede ser considerada una de las razones detrás de los incrementos de la violencia en las ciudades donde el cártel tiene presencia.

Se presume las acciones gubernamentales en contra de los operadores del cártel en sus zonas de influencia se mantendrá constante en el próximo semestre, lo que a su vez será motivo para una mayor fragmentación del mismo. Las operaciones, tal como están, seguirán siendo llevadas a cabo por líderes de pandillas locales, que mantienen vendettas con operadores de otras organizaciones similares, sin que ninguna logre imponerse sobre la otra. Lo que generará oleadas de violencia.

Los acuerdos generados con el CJNG, y los apoyos que de ahí deriven, definirán el nivel de éstas. Asimismo, no se descarta que ello genera una nueva agrupación delictiva, como aquella que comienza a hacer ruido, “Cártel Tijuana Nueva Generación,” conformada por los elementos remanentes del “viejo” cártel y apoyado por las alianzas con aquel de Jalisco.

Existe la posibilidad que las deportaciones masivas, anunciadas por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, brinden posibilidades reclutar de elementos nuevos a las pandillas asentadas en la frontera, como ya ha sucedido con anterioridad. Ello podría ayudar a aquellas pertenecientes al cártel a engrosar sus filas.

 

3. Cártel de Juárez o Cártel de los Carrillo Fuentes

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

El Cártel de Juárez, tiene una estructura horizontal conformada por varios grupos delictivos, entre los que destaca La Línea como brazo armado, su presencia se concentra en Chihuahua donde mantiene importantes operaciones de trasiego de drogas y cobro de derecho de piso a otras organizaciones.

La organización, actualmente bajo el mando de “El JL,” se encuentra en un proceso de recomposición y posible fortalecimiento, después del golpe recibido por la detención de “El Viceroy,” y el incremento de la presencia del Cártel de Sinaloa en Chihuahua.

Prospectiva

La percepción de debilidad de la organización de Sinaloa, derivada de la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y las posibles fracturas internas que esto ha generado ha desatado la lucha por el control de los territorios y mercados de este, particularmente aquellos ganados en Chihuahua. Su rival tradicional, el Cártel de Juárez, en proceso de fortalecimiento, buscará aprovechar los vacíos que el sinaloense pueda dejar.

La recomposición del Cártel de Juárez, se estima, está acompañada del fortalecimiento de su brazo militar (La Línea), cuyas pugnas por el control de espacios en territorio chihuahuense ocupados por grupos afines del Cártel de Sinaloa han sido ya la causa de los incrementos de la violencia (homicidios dolosos) en la entidad.

Si es que las autoridades no consiguen obtener el control y establecer el orden, se espera que la lucha por los mercados y las rutas de trasiego de drogas se intensifiquen en el primer semestre de 2017, sin que se perfile un ganador claro entre los grupos antagónicos del Cártel de Juárez y aquellos de Sinaloa.

Estas pugnas podrían traer como consecuencia el aumento de delitos como secuestro, extorsión y asaltos a comercios y robos a casa-habitación, en varios municipios de Chihuahua, mismos que sirven como “caja chica” para financiar las “guerras” entre grupos delincuenciales.

4. Organización de los Beltrán Leyva (OBL)

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

La detención o muerte de los hermanos Beltrán Leyva, y apenas en diciembre de 2016, la del hijo de Alfredo, “El Mochomito,” han dejado a una organización disminuida que mantiene las disputas con el Cártel de Sinaloa.

La pérdida de control central, a raíz de los embates del Gobierno Federal, se considera la principal razón del crecimiento en el número de elementos y alcance de organizaciones como “Fuerza Guerrerense,” “Cártel Independiente de Acapulco” o “Los Tequileros.” Grupos formados por elementos previamente aliados con la Organización de los Beltrán Leyva (OBL), pero que ante los vacíos de poder han buscado su independencia o incluso nuevas alianzas con grupos emergentes como el CJNG.

La detención de “El Mochomito” en Jalisco, hace suponer sobre posibles negociaciones entre la OBL y el CJNG, que ciertamente no pudieron ser concretadas. El cártel se encuentra en franco declive y sin un liderazgo visible que pudiera consolidar un refortalecimiento.

Prospectiva

Con la detención del “Mochomito” y el crecimiento del CJNG, se estima que será difícil que la OBL se mantenga como una organización en el mediano plazo. No obstante, se supone, algunas de las células que actualmente lo conforman posiblemente mantendrán el control o la lucha por éste en espacios específicos, aunque posiblemente buscarán su independencia.

Esto podría propiciar una balcanización mayor de las organizaciones o células vinculadas a la organización, particularmente en Guerrero y Morelos, o la creación de nuevos grupos (con elementos remanentes) y nuevas alianzas, que sin duda contribuirán a mantener los actuales niveles de violencia en dichos estados.

Se prevé el continuo debilitamiento de la OBL en el primer semestre de 2017, no obstante, las células vinculadas a la organización central se mantendrán operativas.

5. Los Zetas

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

Los constantes golpes sufridos por la organización, atestados tanto por el Gobierno Federal como por sus enemigos, en especial el Cártel del Golfo, han dejado a una organización mermada, que conserva espacios de poder en Veracruz, Tabasco, Campeche y Puebla, que podrían ser amenazados por la expansión del CJNG.

No obstante, mantiene enfrentamientos con el Cártel del Golfo en Tamaulipas y Nuevo León, así como con la organización que nació de una escisión en sus filas, el Cártel del Noroeste (CDN), en Zacatecas y San Luis Potosí, que amenaza sus tradicionales espacios de poder.

Información de fuentes abiertas sostiene que células operativas del Cártel del Golfo han unido fuerzas con la “Vieja Escuela” zeta para hacer frente a aquellas del Cártel de Noroeste en puntos específicos del territorio tamaulipeco.

Se presume que la mayor parte de los ingresos de Los Zetas no derivan del tráfico de estupefacientes, sino del crimen localizado, mismo que florece cuando la autoridad deja vacíos de poder, como es el caso de Veracruz y, posiblemente, Nuevo León.

Vale la pena recordar que Los Zetas funcionan a través de células independientes sin un control central, así es que se alían pandillas locales a las que les “venden” una franquicia sobre las actividades criminales en ciertos espacios a cambio de un cobro hacia la organización por usar el nombre.

Prospectiva

En el primer semestre de 2017, la expansión del CJNG podría amenazar espacios tradicionales de dominio zeta, como puede ser Veracruz y Puebla, donde es posible que se incrementen los episodios violentos.

Asimismo, sin un grupo que consolide como dominante, es posible que se mantengan las luchas entre el Cártel del Golfo y el Cártel de Noreste con Los Zetas, en Zacatecas y San Luis Potosí, y posiblemente, con afectaciones también violentas en Aguascalientes.

Con el desmantelamiento de Fuerza Civil, así como el declive de la OBL, Los Zetas podrían buscar reacomodarse y fortalecer su posición en Nuevo León, asimismo, la percepción de debilidad del Cártel de Sinaloa podría alentarlos a incrementar su presencia en Coahuila, donde existe evidencia de sus relaciones con autoridades locales.

6. Cártel del Noreste (CDN)

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

Recientemente “descabezada,” el Cártel del Noreste, organización surgida de la escisión de Los Zetas mantiene su presencia en Zacatecas, San Luis Potosí y posiblemente Aguascalientes, así como células operativas en Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua.

Prospectiva

Se presume que, en la primera mitad de 2017, las células pertenecientes al Cártel del Noreste mantendrán su operatividad (cuyos ingresos dependen en mayor medida en las actividades criminales que en el tráfico ilegal) de manera más o menos independiente, ahora que no cuentan con el liderazgo del Treviño.

No se descarta que haya intentos de control por alguna de las células, sin que pueda imponerse de manera definitiva sobre las otras, con un posible cambio de nombre a la organización, situación que podría traer incrementos en los niveles de violencia en Zacatecas, San Luis Potosí y Aguascalientes.

Asimismo, es posible que en la estrategia de expansión del CJNG muchas de éstas células sean absorbidas por éste.

7. Cártel del Golfo (CDG)

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

El Cártel del Golfo mantiene el control de Nuevo Laredo y Ciudad Victoria, en Tamaulipas, no obstante, los embates de sus antiguos aliados, así como las acciones del Gobierno Federal en su contra han visto la disminución de su alcance y poder.

Su conformación a base de diversas células, que pagan “derecho de piso” a los líderes regionales, y que la mayor parte del tiempo llevan a cabo “negocios conexos” (como extorsión, secuestro o robo de hidrocarburos), mantienen un riesgo constante de balcanización y la violencia asociada a dicho fenómeno, particularmente en las ciudades de Laredo, Nuevo Laredo y Reynosa, puntos de entrada al mercado estadounidense.

Información de fuentes abiertas sostiene que hay células del Cártel del Golfo, que han visto de asociarse con sus antiguos enemigos, Los Zetas, a fin de retomar el control del tráfico de drogas y dejar a un lado los “negocios conexos” y con eso imponerse sobre células de Cártel de Noreste, particularmente en la zona norte de Tamaulipas, sin que ello suponga una alianza formal de largo plazo o la disminución de la violencia en la zona.

Prospectiva

Se espera se mantengan las operaciones de las células vinculadas al Cártel del Golfo durante la primera mitad de 2017, con fracciones como las ya vistas que sugieren la predominancia de líderes regionales que comienzan a repartirse el territorio.

Se espera un aumento en la violencia por el puerto de Veracruz, en donde el cártel mantiene presencia y es puerto de entrada de cocaína proveniente de Sudamérica. Asimismo, la percepción de debilidad del Cártel de Sinaloa, quien ostenta el control del mercado turístico de Cancún, en Quintana Roo, podría ser aprovechada por las células afines al Cártel del Golfo.

Es posible que el incremento de las operaciones de las células operativas en Nuevo León, cuya Fuerza Civil se encuentra en proceso de desmantelamiento dando la percepción de un vacío de poder, y se mantengan las luchas por el control de San Luis Potosí, Zacatecas y parte de Aguascalientes, donde posiblemente el CJNG está buscando expandirse. Ello significaría un aumento de la violencia, mientras no se consolide ningún grupo por encima de los demás.

8. Los Caballeros Templarios

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

Desde la detención de “La Tuta”, el cártel ha mostrado un importante debilitamiento. No obstante, se mantiene operativo en algunas zonas y se considera la organización delictiva predominante en Michoacán, cuya principal fuente de ingresos es la extorsión a los productores y el tráfico de metanfetaminas. Se estima la que muchos de sus miembros han desertado a otras organizaciones, o incluso a los grupos de autodefensa.

Prospectiva

La expansión del CJNG podría amenazar el control de Los Caballeros Templarios sobre el puerto de Lázaro Cárdenas, entrada de precursores químicos de Asia y cocaína de Sudamérica, a través de células actualmente aliadas con los de Jalisco, como “Los Viagras”. Ello tendría consecuencias significativas sobre el aumento de la violencia en la región michoacana.

No existen las condiciones para suponer que, durante la primera mitad de 2017, habrá una reducción significativa de los casos de secuestro y extorsión en Michoacán, por parte de los templarios.

Es posible que, sin mostrar crecimientos, las operaciones de Los Caballeros Templarios se mantengan constantes.

9. Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG)

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas

Estatus

Considerado en franca expansión, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), es considerado el grupo delictivo más poderoso de México, que se ha beneficiado del debilitamiento de estructuras como la del Cártel de Sinaloa, la Organización de los Beltrán Leyva, Los Zetas y la Familia Michoacana, así como de la permanencia de su liderazgo en “El Mencho” y de un creciente avituallamiento con armas de alto poder.

Prospectiva

Se espera que en el transcurso de primer semestre de 2017 el CJNG busque hacerse del control de las rutas y mercados que podrían quedar vacíos a raíz del debilitamiento del Cártel de Sinaloa, con especial énfasis en los puntos estratégicos del corredor del Pacífico. Ello supone el incremento de la violencia en dicha zona.

La alianza que mantiene con el Cártel de Tijuana, le ayudará a cerrar los espacios y a consolidar un mejor acceso a los puntos de acceso fronterizo, lo que verá aumentar la violencia en ciudades como La Paz y Los Cabos, en Baja California Sur, así como en la misma Tijuana, en Baja California.

La embestida contra el Cártel de Sinaloa, dará la oportunidad de absorber las operaciones de la Organización de los Beltrán Leyva, con quien se presume el CJNG gestó, previo a la detención de “El Mochomito,” una alianza. Ello posiblemente aumente su acceso a la zona productora de Tierra Caliente, en Guerrero, así como a las rutas de Sinaloa, que conectan con el Triángulo Dorado.

No se descarta, que el financiamiento necesario para su expansión resulte de “negocios conexos,” es decir secuestro y extorsión, en zona donde mantiene actualmente el control como Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí y una parte de Aguascalientes.

La detención o muerte de “El Mencho” podría servir para frenar el crecimiento del cártel, no obstante, sin un liderazgo que asuma de inmediato el control de la organización cuando ello suceda, traería como consecuencia el aumento de la violencia en zonas donde el cártel mantiene alianzas precarias, como Guerrero o el Estado de México.

Prospectivas de la evolución de los cárteles mexicanos para el primer semestre de 2017

El análisis elaborado por B Analytics sobre la evolución de las principales organizaciones delictivas en México, y la prospectiva de la misma para el primer semestre de 2017 arroja que:

  • Son el Cártel de Sinaloa y el CJNG, y la interacción entre ambos, las organizaciones con mayor capacidad de influencia en los movimientos de la actividad delictiva organizada, y la violencia que la acompaña, en los próximos seis meses.
  • La definición de los liderazgos dentro y hacia fuera del Cártel de Sinaloa, marcarán el margen de acción de organizaciones competidoras. La percepción de debilidad, a raíz de posibles fracturas internas, podría impulsar a organizaciones como el Cártel de Juárez, a recuperar los espacios ganados por los sinaloenses en Chihuahua, o al CJNG, en alianza con el de Tijuana, a obtener el control del corredor del Pacífico, desde Manzanillo hasta la frontera norte. Asimismo, habría incursiones para hacerse del mercado de drogas en Cancún, Quintana Roo, actualmente dominado por células vinculadas a los sinaloenses.
  • El debilitamiento de la OBL traerá consecuencia en los reacomodos de las células vinculadas a ésta, particularmente en Guerrero, Morelos y Estado de México, donde también se tiene registro de operaciones de Los Caballeros Templarios e incursiones del CJNG.
  • Se presume se mantendrán las luchas por el control de puntos específicos, entre las células vinculadas al Cártel del Golfo, del Noreste y Los Zetas en San Luis Potosí y Zacatecas. La posible incursión del CJNG, derivada de su expansión podría traer consecuencias al balance de poder y efectos directos sobre los actuales niveles de violencia tanto en estos dos estados, como los vecinos, como Aguascalientes, Querétaro e Hidalgo.
  • Coahuila, Nayarit y Estado de México, donde operan más de una célula delictiva vinculada alguna de las grandes organizaciones, comenzarán en enero sus procesos electorales para el cambio de administración estatal. Información empírica sugiere que durante dichos procesos y hasta tiempo después de la toma de poder de las nuevas administraciones se generan vacíos de poder, y hay cambios en los “amarres” o negociaciones entre autoridades locales y las bandas delincuenciales, que son detonantes de violencia.

Potenciales focos rojos de violencia

Con la inteligencia generada por B Analytics, el siguiente mapa identifica como potenciales puntos rojos de violencia, es decir, donde existen altas probabilidades que ésta se manifieste como consecuencia de la lucha entre organizaciones delictivas o células asociadas:

Fuente: elaboración propia con información de fuentes abiertas