La renuncia de Barbosa al PRD

Miguel Ángel Barbosa, senador de la República y ex coordinador de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado, anunció su renuncia al PRD después de 23 años de militancia. Como B Analytics lo informó durante las semanas pasadas, la relación entre el senador y la dirigencia nacional del partido se dañó a partir de que Barbosa anunciara su apoyo a la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En una misiva dirigida a la Comisión Nacional de Afiliación del PRD, el senador Barbosa manifestó: “Renuncio de manera irrevocable a mi militancia partidaria”. A través de un mensaje muy breve y contundente, Miguel Ángel Barbosa termina su relación con el instituto político que lo arropó durante tantos años.

Barbosa renuncia al PRD en protesta por haber sido destituido como coordinador de la fracción parlamentaria de su partido en el Senado, pero también para apoyar abiertamente a AMLO en su campaña a la presidencia de la República. Barbosa ha sido uno de los principales críticos de AMLO en los últimos años, al que incluso calificó de soberbio y traidor cuando éste último anunció que no permitiría una alianza entre Morena y el PRD.

El cambio radical en la postura del senador no sólo se debe a que éste considere que AMLO es la mejor alternativa de la izquierda para llegar al poder en 2018, sino que responde también a intereses y agenda propios de Barbosa. Medios nacionales presumen que Barbosa busca la candidatura a gobernador en Puebla en los próximos dos años. Esta teoría suena plausible ante un PRD moribundo y sin la capacidad de traducir las aspiraciones de sus candidatos en votos.

La renuncia de Barbosa es quizás el golpe final para el PRD, pues entre la polémica por la renuncia de muchos de sus militantes más notables y la discrecionalidad con la que su dirigente nacional, Alejandra Barrales, trató la adquisición de un departamento de lujo en Miami, se espera poco de este partido. El oportunismo de muchos de sus militantes, la pérdida de territorios electorales y su incapacidad de liderar a la izquierda en un proyecto electoral para 2018, es el escenario ideal para que AMLO continúe capitalizando el apoyo popular y el de los militantes de izquierda.

Pareciera que, entre mayor sea el número de militantes que renuncian al PRD para afiliarse a MORENA, mayor es la plataforma electoral de AMLO para competir en las próximas elecciones. No obstante, esta relación no es directa. Muchos de los seguidores de AMLO apelan a la congruencia del candidato y de su diferenciación con el resto de los políticos y al permitir el ingreso de personajes como Barbosa -quienes abiertamente lo criticaron- pone en duda dicha congruencia.

Aunque de menor notoriedad, la conclusión del conflicto entre Barbosa y el PRD dan como resultado a un tercer afectado: Miguel Ángel Mancera. Ante la reducción del capital político del PRD, las posibilidades de Mancera de contender por la presidencia de la República con un partido electoral fuerte son cada vez menores.

Finalmente, la participación y la cercanía que Barbosa mantenga en el actual proceso electoral del Estado de México, en el que el senador anunció apoyaría a la candidata de Morena, Delfina Gómez, es una imagen clara de lo que se puede esperar en los próximos meses. Mientras tanto, los ojos de todos se encuentran en el proceso electoral del Estado de México, y la fuerza que el partido de AMLO muestre durante el mismo.